Casa Amarilla

Casa Amarilla

Casa Amarilla “Antonio José de Sucre”

Fue la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores o Cancillería desde 1912 y actualmente alberga a la Directiva de la Asamblea Nacional Constituyente. Anteriormente funcionaron en este lugar la conocida Cárcel Real, la sede del Ayuntamiento, el Palacio de Gobierno y hasta la residencia para el Presidente de la República, este último uso la convirtió en la Casa Amarilla pues en homenaje y representación al Partido Liberal, el presidente Francisco Linares Alcántara, el primero en habitarla, ordenó su transformación a este color.

Su existencia y significado va mucho más allá que una oficina de la administración pública, ya que se ha hablado de que fue en esta edificación de estilo neoclásico donde 19 de abril de 1810 el mandato de Vicente Emparan fue rechazado por el pueblo caraqueño.

Cuando Cipriano Castro, segundo presidente en habitar la casa, se mudó al Palacio de Miraflores debido al terremoto ocurrido en octubre de 1900, la Alta Corte de Casación y la Gobernación de Caracas ocuparon la Casa Amarilla, hasta que el presidente Juan Vicente Gómez ordenó que se convirtiera en lo que es actualmente.

Este majestuoso espacio ha recibido los correspondientes honores, tal es el caso del nombramiento como Monumento Histórico Nacional el 16 de febrero de 1979.

Diariamente los transeúntes que se dirigen a la estación del Metro de Capitolio pueden admirarlo, y no solo quienes van al tren, también aquellos que disfrutan una obra en los teatros Principal o Bolívar, quienes se encuentran en la Plaza Bolívar, pues esta edificación en su singularidad no pasa desapercibida.

En noviembre será una oportunidad única para quienes desde afuera han contemplado el edificio, pues durante diez días estará abierta al público en su patio principal para recibir a las Embajadas y Consulados invitados a la 14a Feria Internacional del Libro de Venezuela – Filven 2018.